Reclamación Económico-Administrativa

La reclamación económico-administrativa es un recurso administrativo de naturaleza revisora que se resuelve por órganos especializados del Ministerio con competencias en materia de hacienda, Tribunales Económico-Administrativos, o por órganos especializados autonómicos; en el caso de Castilla-La Mancha, la Comisión Superior de Hacienda.

Sus resoluciones agotan la vía administrativa, configurándose como un paso previo y obligatorio a la interposición del recurso contencioso-administrativo.

La interposición de la reclamación económico-administrativa impide la presentación de recurso de reposición. Por el contrario, si el interesado opta por interponer recurso de reposición, no podrá plantear reclamación económico-administrativa hasta que el recurso de reposición haya sido resuelto de manera expresa o hasta que pueda considerarlo desestimado por silencio administrativo.

 

Actos recurribles

Plazo y Órgano ante el que interponer la Reclamación Económico-Administrativa

Contenido del escrito de interposición

Suspensión del acto recurrido

Plazo para resolver y notificar la reclamación económico-administrativa, y recursos frente a la resolución de la misma

Normativa